viernes, 16 de diciembre de 2016

En defensa de una Ley contra el Odio, Discriminación e Intolerancia en la Comunidad de Madrid (CAM)




Movimiento contra la Intolerancia apoya las iniciativas legislativas en la Comunidad de Madrid contra la discriminación, los delitos de odio y la intolerancia y pide unidad parlamentaria en defensa de esta Ley.

El pasado martes el Gobierno de Madrid y el PSOE presentaron sendas iniciativas legislativas en respuesta a una demanda prolongada de más de 25 años de la sociedad civil, los colectivos vulnerables y personas en riesgo, así como el conjunto de la ciudadanía democrática frente a conductas discriminatorias, de odio y de intolerancia de las que hemos sido testigos, notarios y víctimas de esa realidad.

Desde antes del asesinato racista de Lucrecia Pérez (1992) reclamábamos una legislación específica que acometiera vejaciones, insultos, injurias, amenazas y otros comportamientos racistas, xenófobos, antisemitas, homófobos y de otras formas de intolerancia, sufriendo su impunidad y sin conseguir avance alguno. Situación inconcebible para las víctimas.

Por fin, el Gobierno de la Comunidad de Madrid presentó su anteproyecto de ley sobre igualdad de trato y protección contra las acciones  de incitación al odio, la discriminación y la intolerancia; también  el grupo parlamentario del PSOE presentó una proposición de ley de igualdad de trato, de no discriminación y  de protección integral ante las conductas relativas a los delitos de odio en la Comunidad de Madrid. No hay más respuesta por nuestra parte que celebrar, apoyar y defender ambas iniciativas, reclamando la unidad y consenso al respecto.

Ambas propuestas legislativas son muy similares, la socialista más explícita en cuanto a comportamientos que no deben dejar lugar a dudas, aunque comparten similar estructura, creación de instrumentos para acometerlos, entre ellos la transformación del Observatorio del Racismo y la Intolerancia que amplía su alcance y competencias y una batería de sanciones necesarias para actos y conductas que atacan la dignidad de la persona y la igualdad de trato, tal y como requieren las normativas de la Unión Europea.


Desde la defensa de la víctima del delito de odio y la defensa de los derechos humanos hacemos un llamamiento a los grupos parlamentarios para que lleguen a un acuerdo lo más avanzado posible, integral y democrático y cierren toda posibilidad de dañar la igual dignidad y derechos de la personas mediante acciones  de discriminación intolerancia y conductas relacionadas con la incitación y delitos de odio.  Y también invitamos a la sociedad civil, los colectivos vulnerables y las personas en riesgo y al conjunto de la ciudadanía democrática para defender esta legislación que representa un avance histórico después de 25 años de reclamación frente a la impunidad y al sufrimiento que conllevan estos actos de racismo  e intolerancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada